Plagas más comunes en bares y restaurantes

En la hostelería hay que tener un especial cuidado con las plagas. Ya que el ambiente es bastante propicio para aparición de plagas de insectos y roedores. Debido a que las plagas son atraídas por comida. Y si pueden acceder a restos de comida, almacenes de comida, basura orgánica… su restaurante puede convertirse en el hogar de las plagas.

El control de plagas en restaurantes o cualquier otro negocio debe considerarse como una inversión en el mantenimiento del local, conservación de productos, etc.

La aparición de una simple mosca en la comida de un restaurante de lujo, puede suponer una gran pérdida de confianza y  de imagen de cara a los clientes, sin contar los daños económicos inmediatos y futuros.

Las plagas más comunes que pueden surgir en bares y restaurantes

Insectos voladores: como las moscas, polillas o avispas son un riesgo para la higiene y la seguridad alimentaria. Además de empeorar la experiencia de los clientes. A nadie le gusta comer rodeado por ejército de insectos voladores.

Roedores: Las ratas y los ratos suponen un riesgo importante para los negocios de hostelería. Pueden aparecer en diferentes zonas del local como la zona de desperdicios, la cocina o en la despensa. Lo ratones son portadores de diversas bacterias patógenas que pueden causar enfermedades. Este tipo de plaga debe ser tratado con urgencia, porque además de los riesgos para la salud pueden causar daños materiales.

Las cucarachas: son una de las mayores amenazas para bares y restaurantes. Con el calor, agua y los pequeños restos de comida son todo lo que necesitan para su reproducción en masa. Esto hace que cualquier zona de comida o agua sea una zona de encuentro con las cucarachas.

Insectos en la despensa: Productos mal almacenados o restos de comida/productos pueden provocar la aparición de insectos como escarabajos, hormigas, polillas de harina son un riesgo de contaminación de los alimentos.

Las aves: son otro tipo de plaga bastante común que resulta molesto por los excrementos que van dejando. Y porque están en constante movimiento dando sensación de riesgo tanto al personal como a los clientes. Además también son portadores de bacterias patógenas.

Si detecta alguna de estas plagas en su negocio puede ponerse en contacto con nosotros para que le ayudemos a solucionar el problema.