Cucarachas Voladoras: cuáles son y cómo acabar con ellas

A pesar de que la mayoría de las cucarachas tienen alas, solo unas pocas las usan para volar, utilizándolas la mayoría para equilibrarse en el salto.

A nadie le gusta tener cucarachas merodeando por los negocios u hogares pues, ya que son bastante detestables y pueden transmitir enfermedades, por ello en este artículo les contaremos como acabar con las cucarachas voladoras.

Lo cierto es que, lo que realmente consigue que una cucaracha sea más repugnante es que esta pueda volar y posarse encima de alguien o de sus cosas.

Existen en la actualidad alrededor de 3.500 especies de cucarachas identificadas y quién sabe si existen algunas especies más por descubrir.

Generalmente las cucarachas proceder de climas de carácter tropical, ocupando estas una gran diversidad de hábitats de lugares húmedos y cálidos, así como en selvas tropicales.

Se estima que, aproximadamente, viven hasta 69 tipos de especies en los Estados Unidos, de las cuales, solo un tercio de las mismas son nativas del país. Esto resalta la gran movilidad de estos insectos.

¿Pueden volar las cucarachas? ¿Cuáles son las cucarachas voladoras?

Efectivamente, las cucarachas pueden volar, pero muy pocas de ellas lo hacen. De hecho, son malas voladoras y utilizan principalmente las alas para estabilizarse mientras saltan.

Algunas especies pueden volar únicamente distancias cortas y otras especies, como por ejemplo la cucaracha americana, utilizan las mismas para descender desde las alturas hasta alcanzar superficies bajas.

Algunos ejemplos como la cucaracha cubana, asiática o australiana, también pueden volar, sin embargo ninguna de ellas pueden ser consideradas como cucarachas voladoras.

La principal razón por la que las cucarachas no suelen volar es por su tamaño. Las cucarachas son bastante grandes tratándose de insectos. Su elevada masa corporal, así como sus extensas alas, no las hace idóneas para moverse a gran velocidad o girar adecuadamente en el aire.

cuales son las cucarachas voladoras

Dado que se trata de un gran insecto, con un lento movimiento, es fácilmente atacable por algunos tipos de aves o mamíferos, como el murciélago. Por tanto, a pesar de contar con alas, la mayoría de las veces utilizan sus patas que les permite desplazarse a gran velocidad.

En realidad, las cucarachas se encuentran entre los animales más rápidos en relación a su cuerpo, siendo capaces de moverse a gran velocidad pudiendo recorrer varios metros en pocos segundos.

Al ser capaces de recorrer hasta 50 veces su propia extensión por segundo, este insecto logra aproximadamente el triple de velocidad que un guepardo dado que este únicamente recorre 18 veces el largo de su complexión por segundo.

Dado que las cucarachas pueden proliferar en cualquier lugar, si las visualiza en su casa, lo idóneo será que llame a profesionales que se encarguen de exterminar la plaga.

Las cucarachas son los insectos más resistentes del planeta que, al habitar generalmente en las alcantarillas, son portadoras de multitud de enfermedades y pueden emitir secreciones que contaminan los alimentos que tocan.

Por esto, es necesario informarse acerca de cómo acabar con las cucarachas voladoras y evitar así que puedan contagiar enfermedades.

Como acabar con las cucarachas voladoras

Resulta bastante normal que a muchas personas les incomode la idea de tener cucarachas merodeando por los alrededores, especialmente si se trata de las voladoras, ya que estas se pueden posar sobre nosotros, causando bastante malestar, o sobre los alimentos, pudiendo causar enfermedades.

No obstante, les vamos a enseñar una serie de trucos para saber cómo eliminar las cucarachas voladoras de una manera rápida y eficaz.

Usando trampas pegajosas

Las cucarachas voladoras, cuando se encuentran en pleno vuelo, no son realmente ágiles y limitan sus desplazamientos a distancias cortas por lo que podemos colocar trampas pegajosas en lugares cercanos para que se queden pegadas y terminen muriendo.

Podemos utilizar las mismas bandas de pegamentos utilizadas para moscas aunque debemos incorporar más pegamento pues las cucarachas tienen más fuerza que las moscas.

control de plagas Madrid

Yeso y azúcar

Esta trampa puede ser considerada un poco despiadada, dado que esta consiste en mezclar azúcar con yeso en polvo para que, una vez consumida por la cucaracha, esta se endurezca en su interior y le cause la muerte lentamente.

Esta mezcla la depositaremos en las esquinas por donde aparezcan habitualmente las cucarachas que, atraídas por el azúcar, caerán en la trampa.

Ácido bórico

El ácido bórico es una opción ideal para acabar con las cucarachas voladoras.

Únicamente tendremos que preparar una mezcla de azúcar y este ácido y situarla cerca de los lugares en los que aparezcan las cucarachas.


Fumigaciones Aspas cuenta con un servicio desinsectación de cucarachas en Madrid que le ayudaría a resolver definitivamente su problema con las cucarachas voladoras. No dude en contactar con nosotros.

5/5 (1 Review)